He aquí el veterano del grupo. Nací en el quinto mes del año 88, soy profesor de necesidades educativas específicas y de educación física. Hasta hace menos de dos años, nunca pensé que la fotografía formaría parte de mí. ¿Qué es lo que ha cambiado? He descubierto que puedo ver el mundo desde otra perspectiva, moldearlo según el momento y capturar en menos de un segundo algo que nunca más volverá a verse del mismo modo. Hacer una foto no es solo darle a un botón y captar un instante para guardarlo en el tiempo; el momento, lo fotografiado, la emoción, el sentimiento y el recuerdo quedan reflejados en una sola imagen que, al verla, suscita un torrente de pensamientos únicos en un momento concreto.

¿Por qué fotografía deportiva? Desde pequeño he estado vinculado al deporte, tanto a nivel profesional como aficionado, hasta el punto de que se ha convertido en mi estilo de vida, me ha ayudado a crecer y a mejorar como persona. Percibo el deporte como una fina piel por donde se filtran emociones, sentimientos y formas de expresarnos que no controlamos. Es algo puro, libre de pensamientos y razones que solo responde al aquí y al ahora.