Nací allá por 1991 en Pamplona y soy hermano —cuestión evidente— de la más joven del equipo. He estudiado ADE y Derecho en la Universidad Pública de Navarra y soy un apasionado del deporte. Puedo pasar de la hiperactividad deportiva más loca a la concentración absoluta con un buen libro. Si me grabaran en algún momento en que nadie me viera, probablemente me pillarían haciendo una de esas dos cosas. He crecido con las fotografías de nuestro aita (Xabier Garaioa), himalayista en la época de los auténticos aventureros, lo que ha dejado un profundo poso en mi retina y corazón. Dame una cámara y te devolveré un retrato, dame tiempo y te devolveré una historia.